Argentina (380) Brasil (108) Venezuela (42) colombia (41) peru (37) Uruguay (36) chile (35) rusia (30) Malvinas (25) china (16) BOLIVIA (14) Ecuador (13) Paraguay (12) antartida (9) mexico (7) inglaterra (6) EEUU (5) italia (5) Francia (4) El Salvador (3) Sudafrica (3) Israel (2) iran (2) Arabia Saudita (1) Argelia (1) Corea del sur (1) Egipto (1) Emiratos Árabes Unidos (1) Líbano (1) Túnez (1) corea del norte (1) honduras (1)

jueves, 9 de agosto de 2012

Argentina va en camino de lograr su soberanía tecnológica


Desde el 2003 a esta parte, muchos fueron los logros obtenidos en materia social, económica, productiva, educativa, científica y tecnológica, y desde entonces –también- las políticas de recuperación de diversas áreas estratégicas para el desarrollo nacional, volvieron a ubicar a la Argentina, como país de referencia en el mundo.
Por tal motivo, y en momentos donde Sudamérica se encamina hacia su integración política y económica –mediante la conformación de UNASUR- la política de producción y desarrollo científico/tecnológico para el uso dual (tanto militar como civil) no sólo volvió a instalarse como una necesidad que abarca a las necesidades estratégicas de los países que integramos esta región, sino que además, implica nuevas formas de cooperación, sinergia, y obtención de soberanía tecnológica.
Producción tecnológica nacional para ser más soberanos
Uno de los principales centros de Investigación y Desarrollo (I+D) que sostenidamente viene desarrollando distintos planes, programas y proyectos enmarcados en las políticas científico tecnológicas para el uso dual - impulsadas por el Gobierno Nacional- es el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF), organismo dependiente del Ministerio de Defensa, cuya sede, ubicada en la localidad bonaerense de Villa Martelli, cuenta con 19 hectáreas donde se despliegan diversos laboratorios y talleres en los cuales más de 650 profesionales llevan adelante múltiples desarrollos científicos. Entre ellos se encuentran representantes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea quienes se desempeñan en la Dirección de Proyectos y conforman el nexo con las respectivas fuerzas.
Entre otros proyectos, el CITEDEF desarrolla cohetes y misiles de elaboración cien por ciento nacionales, cuya primera experiencia de vuelo se realizó en el año 2009 con el proyecto “Gradicom I” y la segunda en julio del año pasado, con el lanzamiento del “Gradicom II” que alcanzó una altura promedio de 100 km; mientras que para finales de este año está prevista la prueba de vuelo del nuevo modelo “Gradicom III”, que permitirá –en un mediano plazo- que nuestro país tenga la posibilidad de contar con una lanzadera propia para nuestros satélites elaborados en la empresa de alta tecnología nacional INVAP.
Además, el CITEDEF avanza en la fabricación de simuladores de vuelo y tiro –tanto para armas livianas como para tanques- como en la elaboración del proyecto LIDAR, que permite monitorear ceniza volcánica y todo tipo de aerosoles presentes. Actualmente este sistema se encuentra operativo en el aeropuerto de Bariloche, en la ciudad de Buenos Aires; y en Río Gallegos, donde además está en funcionamiento una estación que realiza la medición del agujero de la capa de ozono. A su vez, se están construyendo otras estaciones LIDAR, con tecnología de punta, para ser localizadas próximamente en las ciudades de Trelew y Comodoro Rivadavia.
Otro de los proyectos que los expertos del CITEDEF están desarrollando, es el denominado SILAR; que permitirá realizar una separación isotópica para afrontar cualquier material tanto de uso civil como militar. Actualmente los científicos involucrados trabajan con silicio, de especial interés en el área de la Defensa. En este tipo de procedimiento se separan átomos de un mismo elemento que se diferencian en el número de neutrones.
En términos de seguridad informática, especialistas argentinos en informática, se encuentran trabajando en el desarrollo del denominado “Sistema de Crisis”; que facilita la gestión y adiestramiento en diferentes situaciones de catástrofe. Además, están abocado al desarrollo de un software que brinde seguridad informática como el proyecto de protección de aplicaciones Web, y la generación de un SOC (Security Operational Center o Centro de Operaciones de Seguridad Informática) piloto para monitorear la seguridad de las redes, aspecto importante a considerar tanto en el área de Defensa como en las restantes dependencias estatales.
Entre otras áreas, los científicos y expertos del CITEDEF, trabajan en el aprovechamiento de energías renovables desarrollando pilas de combustible de hidrógeno y de energía eólica para condiciones climáticas extremas, a través del desarrollo de la Turbina Ventus, para ser utilizado por las Bases argentinas ubicadas en la Antártida, y en la detección de descargas eléctricas atmosféricas y de volcanes, cuya alerta temprana es fundamental en términos de seguridad e infraestructura principalmente.
Argentina vuelve a construir aviones
Otro de los hechos más felices de los últimos años, fue la reestatización de la ex Fábrica Militar de Aviones (hoy día Fábrica Argentina de Aviones –FAdeA-), ubicada en la provincia de Córdoba. FAdeA, no sólo se encuentra produciendo distintas piezas para el proyecto de la brasilera EMBRAER (el KC-390) sino que además –según un anuncio hecho por el Ministro de Defensa, Arturo Puricelli- hasta el año 2015, se construirán no menos de 40 aviones de entrenamiento avanzado y ataque ligero IA-63 “Pampa II”, a su vez, se acaba de finalizar la modernización de las turbinas de otro legendario avión argentino, el mítico IA-58 “Pucará”.
Sustitución de importaciones para el desarrollo de las capacidades nacionales
En materia de Ciencia y Tecnología, la sustitución de ciertas importaciones y la prioridad que tienen los diversos proyectos concebidos en las distintas universidades nacionales y en las Fuerzas Armadas, generan independencia tecnológica; vital, para el desarrollo de las fuerzas productivas nacionales. En materia de Defensa, como también para sus diversas aplicaciones civiles, en nuestro país se vienen desarrollando complejos aviones no tripulados (AUV, según sus siglas en inglés), como así también simuladores de vuelo, satélites, radares, cohetes para distintas aplicaciones, diversos instrumentos para barcos y aviones, como así también proyectos locales de energía alternativa (la Universidad Tecnológica Nacional, UTN, junto a la Fuerza Aérea, están desarrollando biodisel de segunda generación –en base a ricino- cuya prueba de utilidad la viene desarrollando un camión “Unimog”, que hasta el presente lleva operando más de 500 horas de uso en la Base Marambio de la Antártida)
Argentina vuelve a estar de pie, y una parte sustancial de su desarrollo es concebido en el actual contexto regional, donde la superación de hipótesis de conflicto, dieron lugar a la integración, la cooperación y el respeto entre todos los países que conformamos ésta poderosa Sudamérica.
Este es el camino que debemos profundizar, para poder lograr finalmente, un país socialmente justo, económicamente libre y políticamente soberano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario