Argentina (380) Brasil (108) Venezuela (42) colombia (41) peru (37) Uruguay (36) chile (35) rusia (30) Malvinas (25) china (16) BOLIVIA (14) Ecuador (13) Paraguay (12) antartida (9) mexico (7) inglaterra (6) EEUU (5) italia (5) Francia (4) El Salvador (3) Sudafrica (3) Israel (2) iran (2) Arabia Saudita (1) Argelia (1) Corea del sur (1) Egipto (1) Emiratos Árabes Unidos (1) Líbano (1) Túnez (1) corea del norte (1) honduras (1)

viernes, 24 de agosto de 2012

Una empresa de San Nicolás construirá dos puertos en la provincia de Buenos Aires

 

 
La compañía dedicada a la logística y operación de puertos apuesta a la infraestructura ante una importante demanda alimenticia mundial y una oferta creciente desde el país


JULIETA CAMANDONE Buenos Aires
La firma argentina PTP Group invertirá u$s 54,5 millones en dos nuevas terminales portuarias en la provincia de Buenos Aires. Una estará situada en Lima, partido de Zárate, que demandará u$s 29,5 millones, y la segunda, en Ramallo, costara u$s 24 millones.
Se trata de los primeros puertos que levantará la empresa oriunda de San Nicolás, que vendió el año pasado su segmento de logística internacional para concentrarse en sus propias terminales.
Los puertos, que servirán tanto para cargas a granel como en contenedores, manejarán importantes volúmenes de cargas de granos, fertilizantes y hasta biocombustibles.
Según Guillermo Misiano, presidente de PTP Group, la inversión “es una mirada hacia adelante en un contexto en el que el sistema portuario está colapsado”.
A diferencia de lo que sucede en la provincia de Santa Fe, donde gigantes como Cargill, la local Vicentín, y la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), entre muchas otras, invirtieron fuertemente en levantar sus puertos, los de en Buenos Aires se desarrollaron con inversión pública.
Pero según Misiano, “las 100 millones de toneladas de producción de granos requieren nuevas inversiones en infraestructura portuaria”.
Las obras en Lima, el primero de los puertos proyectados, comenzarán en seis meses y demandarán, según el proyecto original, unos cinco años para quedar completas. Sin embargo, en un año y medio, la firma cree que podrá operar cargas líquidas a granel.
La terminal, que apuesta al tráfico de barcazas para insertarse en la red que la conecta con los puertos de La Plata, Buenos Aires y Montevideo, también podrá operar con buques extensos, como los Panamax. Si bien se proyecta como un muelle multipropósito, Misiano destacó la oportunidad de enviar cargas en contenedores, inclusive granos, porque, por un lado, existe un beneficio en aprovechar la gran cantidad de contenedores que llegan al país y, por otro, los exportadores de granos pueden, de esa forma, enviar productos especializados o cargas de menor volumen y ahorrar así la participación de intermediarios.
El fondeo de la inversión en ambos puertos es propio, según Misiano, pero la empresa también completará una emisión de Obligaciones Negociables.
La constructora de ambas terminales será Dycasa, filial argentina del grupo español ACS Dragados.
Fuente: Cronista

No hay comentarios:

Publicar un comentario