Argentina (380) Brasil (108) Venezuela (42) colombia (41) peru (37) Uruguay (36) chile (35) rusia (30) Malvinas (25) china (16) BOLIVIA (14) Ecuador (13) Paraguay (12) antartida (9) mexico (7) inglaterra (6) EEUU (5) italia (5) Francia (4) El Salvador (3) Sudafrica (3) Israel (2) iran (2) Arabia Saudita (1) Argelia (1) Corea del sur (1) Egipto (1) Emiratos Árabes Unidos (1) Líbano (1) Túnez (1) corea del norte (1) honduras (1)

lunes, 20 de enero de 2014

Rescate en la Antartidad, Buque Chileno Pesquero BETANZOS

 noticias que no se dan a conocer ( del año 2013)

EN MAYO DEL 2013 LA DOTACIÓN DE LA BASE ARGENTINA CARLINI REALIZO CON ÉXITO EL RESCATE DE UN BUQUE CHILENO EN LAS AGUAS DE LA ANTARTIDA.

En la mañana del día 17 de mayo de 2013, el Jefe de la Base Chilena FIDES,  Capitán de Fragata Marcelo Villegas Vira informa que el Buque pesquero Betanzos, se encuentra con una avería en su sistema de propulsión y comando debido a que una red de pesca de enredo en su timón y hélice (acorbatamiento), solicitando apoyo de la Base para hacer la inspección por parte del equipo de buzos de la misma a fin de evaluar la factibilidad de dicha situación, la cual se informo que en el marco de cooperación de las actividades de salvamento no existía ningún inconveniente para dicha actividad.

En la madrugada del día 18 de mayo de 2013, el Jefe de Base CARLINI Tcnl Néstor Fabián ARGUELLO recibió un llamado del Buque Pesquero BETANZOS de bandera chilena perteneciente a la empresa ANTARCTIC SEA FISHERIES, que fue remolcado hasta caleta POTTER a la altura de “AREA 2” por el Buque ADVENTURED de bandera coreana, al quedarse sin propulsión cuando se encontraba pescando en la zona de la Isla TRINIDAD sobre el Estrecho de GERLACHE a unas cien millas náuticas al sudeste de Base CARLINI.

El capitán del buque Héctor MARTINEZ SOTO solicitó una inspección y mantenimiento del casco del mismo.

Se organizó un equipo de trabajo conformado por el Jefe de Base, el Capitán Fernando GALLARDO (EA), Teniente Primero Julián DÍAZ (EA), Teniente Médico Rafael LOPEZ DALE (EA), Sargento Ayudante Ariel VAZQUEZ (EA), Sargento Ayudante Nemecio ARANA (EA), Sargento Primero Fernando CUMIL (EA) y Cabo Primero Roberto Carlo DA SILVA (PNA) para realizar una operación de salvamento.

La primera actividad consistió en trasladarse hasta el buque para recabar información sobre la situación y datos técnicos de la embarcación, donde se averiguo que aproximadamente sesenta metros  de red de kril podrían estar trabando los timones de dirección de popa y la hélice de propulsión, los cuales se encuentran a una profundidad de 3 metros y medio.
La siguiente tarea fue el control de avería de la obra viva mediante el descenso de tres buzos para evaluar la situación y poder determinar el mejor modo de acción a seguir. Después de veinticinco minutos de recorrer el área afectada se pudo precisar que parte de la red estaba obstaculizando ambos timones y el resto estaba enredada alrededor del eje de la hélice.

Inspección de hélices

Se  decidió realizar cuatro inmersiones de treinta y cinco minutos a una profundidad de entre tres y cinco metros aproximadamente, en dos días por la magnitud y esfuerzo del trabajo, las condiciones meteorológicas y las horas de luz disponible; procediendo primero a la remoción mediante el corte de la parte de la red que trababa los timones, y posteriormente seccionar el entramado de la hélice para poder destrabar el cabo sobre el eje de la misma, para por último proceder a la recuperación hacia superficie de la malla para evitar daños ambientales.


20 de mayo no se realizaron actividades de buceo por mala meteorología: vientos de 30 nudos con ráfagas de hasta 64 nudos y mar muy picado. El buque debió tirar una segunda ancla por proa y bajar las dos rampas de popas de 2700 kilogramos cada una para dejar de garrear y evitar encallar sobre Punta Elefante. También solicitó el apoyo al buque ADVERTURED para que lo remolque más hacia la orilla norte de Caleta POTTER.


El día 21 de mayo se iniciaron las actividades a las nueve de la mañana, realizando tres buceos de treinta cinco minutos, en el primero se pudo apreciar que la corriente del día anterior había aflojado una parte de la red y se continuo cortando hasta el segundo buceo donde se recupero cuarenta metros de malla, que fueron subidos a la cubierta del buque.

Antes de iniciar la tercera inmersión se intento mover manualmente desde la sala de máquinas la hélice sin resultado positivo. Entonces se empezó a trabajar sobre los veinte metros que se encuentran trabando el eje de la hélice y dos paletas.

Al salir a superficie se determinó que se necesitarían otros tres buceos más aproximadamente para poder retirar los restos de red y cabos enredados en el eje y las paletas de la hélice, pero se decidió empezar a trabajar de a dos parejas por la facilitar la tarea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario